opinión*
¿Amenaza el PES con apoderarse del Congreso? (Artículo)
Buscasendas por Témoris Grecko

Según Consulta Mitofsky, si las elecciones se hubieran realizado cuando levantó su última encuesta, el Partido Encuentro Social –de extrema derecha religiosa– habría obrado el milagro de convertir un mínimo 2.5% de apoyo en una bancada de hasta el 14% de los diputados y el 7% de los senadores.

Esto ha generado mucha inquietud: ¿cómo es que, sufragando por la izquierda, los votantes van a empoderar exageradamente a una minoría intolerante, del tipo de la que fue instrumental para que, en Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva y Dilma Roussef generaran coaliciones de gobierno, y que luego los traicionó, colaborando en darle un golpe de estado legaloide a la segunda y a llevar a la cárcel al primero?

Las alarmas se encendieron.

La pregunta es: ¿de dónde sacó esas conclusiones Consulta Mitofsky?

En el dossier del sondeo, se explica con detalle la metodología de la muestra, pero no hay ni una sola palabra dedicada a explicar cómo 2.5 se convierte en 14, con base en qué artículos legales y en qué puntos del convenio de coalición se establece que el potencial del PES en ese momento era de entre 61 y 73 diputados y de 5 a 9 senadores.

En realidad, no hay bases sobre las cuales Consulta Mitofsky pueda fundar sus resultados. Sobresaltó a la sociedad con suposiciones bastante desencaminadas, porque, sencillamente, el Encuentro Social está lejos de poder transformar los panes en PEScados.

 

EL PORCENTAJE ES DE QUIEN LO TRABAJA

La encuesta fue realizada del 11 al 13 de mayo. Involucró a 1000 ciudadanos en 100 secciones electorales.

Aquí está el primer detalle: no se hizo en los 300 distritos. Entrevistaron a un promedio de 10 electores por distrito, lo cual ya hace difícil pensar que con una muestra tan pequeña pueden determinar lo que va a ocurrir ahí. Y más complicado, aceptar que sepan quién ganará en los distritos contiguos, donde no hablaron con nadie.

Además, para asignarle la victoria en un distrito a un partido determinado, sería indispensable saber a qué organización política pertenecen los candidatos de cada coalición. Pero las coaliciones se han reservado esa información, no la han hecho pública, y Mitofsky no ha dicho que todas se la hayan obsequiado en exclusiva.

Lo anterior, por la vía uninominal. Por la vía plurinominal, los partidos “morralla” la tienen más difícil.

A diferencia de otros procesos electorales, en éste, ninguna coalición compartirá porcentajes de votación. En ocasiones anteriores, por ejemplo, el PRD podía convenir con el PT que le cedería algunos puntos porcentuales de sus votos para asegurar que el PT mantuviera el registro y recibiera legisladores pluris (y cientos de millones en prerrogativas, por supuesto).

Ahora, no es así. Lo que cada partido obtenga en la votación de diputados, será lo que le permita o no conservar el registro y tener pluris.

Aquí viene el quebradero de cabeza para ellos: si los electores cruzan en sus boletas las marcas de dos o tres partidos de la misma coalición, el voto vale exclusivamente para el candidato.

No sirve para que el partido conserve el registro y mejore su posición respecto de los demás, para ganar más diputados y senadores.

Esto significa que al PES no le van a regalar diputados de representación proporcional: depende de que los votantes reconozcan su emblema y lo marquen sin cruzar el de Morena y/o el del PT (igualmente, el PT ruega porque tachen sólo el suyo para sobrevivir, y Morena por lo mismo para construir un bloque parlamentario más grande).

EL VERDADERO ALCANCE

Es decir que los partidos que en los sondeos están alrededor del 3% mínimo requerido para conservar el registro, se ven en peligro de perderlo y de quedarse sin plurinominales (y presupuesto), y estos son, según el sondeo de Mitofsky, todos los chicos, desde el PRD con su 3.4% hasta el PANAL con su 1.5%, y también el PES con su 2.5%.

Ahora, si el PES se levantara de ese mínimo sudario hasta recuperar, por ejemplo, el porcentaje de 2015, que fue de 3.3%, alcanzaría una cuota de diputados similar a la de ese año, de 8 legisladores, y acaso un senador.

Hace falta entonces saber: ¿cuántos diputados y senadores de mayoría podría ganar?

Un miembro de la coalición “Juntos haremos historia”, involucrado en el tema, accedió a confiarme que, a partir del método de selección de candidatos convenido, el de las encuestas, los propuestos por el PES se impusieron en 48 de los 300 distritos, pero tres quedaron fuera por alguna causa y finalmente Encuentro Social postuló a 45 personas, principalmente en los estados de Baja California, Colima, Jalisco, Morelos y Tamaulipas.

Además, logró colocar a tres aspirantes a senadores: en Baja California, Nuevo León (para dolor del PT) y Quintana Roo.

Esto sugiere que en Mitofsky sacudieron los números más que un fiel tocado en la frente por un predicador pentecostal.

Si el PES sorprendiera hasta a los ángeles y sus candidatos arrasaran en todos sus distritos, en sitios como Reynosa y Mexicali, conseguiría 45 diputados y 3 senadores. Para eso sería necesario, por supuesto, que sus rivales del PRI y del PAN hubieran sido mandados a dormir por las trompetas del arcángel Gabriel.

Incluso si tal caída de maná se llegara a producir, eso no significaría –y aquí está una de las paradojas de este proceso- que el PES mantendría el registro con seguridad: si los electores que le dieran su apoyo en esos 45 distritos, lo hicieran marcando el símbolo de Morena, o dos o tres emblemas, para Encuentro Social serían sufragios inútiles, en el sentido de que no contarían para el PES, sino sólo para su candidato.

Veamos un ejemplo que podría llegarse a dar: en Morelos, el futbolista Cuauhtémoc Blanco fue presentado como candidato a gobernador por el PES y apoyado por Morena y PT.

Muy probablemente ganará. Pero si los electores están pensando más en López Obrador que en el partido de Cuauhtémoc, y marcan Morena o varios símbolos, el PES podría terminar ganando la gubernatura y perdiendo el registro.

En el mejor de los casos, si los dioses paganos se decidieran a apoyar al de Israel y se alinearan los astros para el PES, este partido ganaría 45 diputados de mayoría más 8 plurinominales, para un total de 53, y tres senadores más uno plurinominal.

Y aún así, no alcanzaría el milagro proclamado por Mitofsky.

Esto no debería, claro está, hacernos olvidar que un partido oportunista que ha vendido su apoyo al peñanietismo y sostenido una agenda regresiva, y que forma parte de un poderoso movimiento político-religioso latinoamericano, el evangélico, sigue siendo un peligro que podría pasar de los 8 diputados de 2015 a unos 20 o 30 en 2018, y tal vez un senador, gracias a los votantes de izquierda.

Lula y Dilma cometieron el error de menospreciarlo y ya vemos dónde están.

Pero no ha llegado el momento de que se conviertan en la cuarta fuerza parlamentaria. Que no espanten con la manga del PES.

 

Témoris Grecko

Témoris Grecko es un periodista independiente que ha realizado reportajes en 91 países de todos los continentes y completado tres vueltas al mundo. Ha publicado cuatro libros, con temas como la guerra en Siria, una insurrección en Irán, el racismo y el sida en África y la ultraderecha en México. Acaba de estrenar la película "Mirar Morir. El Ejército en la noche de Iguala", está escribiendo un libro sobre el mismo tema y trabaja en un documental sobre censura y violencia contra periodistas en México. www.temoris.org

*La opinión aquí vertida es responsabilidad de quien firma y no necesariamente representa la postura editorial de Aristegui Noticias.


Temas relacionados:
Elecciones 2018
Opinión
Sociedad


    Contenido Relacionado


  1. Las propuestas de AMLO para hacer viable nuestra existencia (Artículo)
    mayo 28, 2018 8:30 am
  2. Outsiders II: Pastores y políticos (Artículo)
    mayo 28, 2018 7:38 am
  3. 25 estados reportan compra de voto; ofrecen hasta 5 mil pesos en Edomex: ONG’s
    mayo 23, 2018 3:35 pm
Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com y han sido editados en orden de llegada. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a comentarios@aristeguinoticias.com